Motonáutica

CAMBIOS EN LAS TITULACIONES NÁUTICAS PROFESIONALES

Poder convertir tu vocación, lo que más te gusta hacer y que sientes en tu interior que da sentido a todo, en modus vivendi: pasión evolucionada en profesión. Si hablamos del mar, es un objetivo que con el nuevo mapa legal no quedará tan lejos. Hasta ahora, dedicarse de manera profesional a la navegación exigía el denominado PPER (Patrón Profesional de Embarcación Recreativa), aunque, como muchos ámbitos en esta vida, la norma no es vacuna contra el intrusismo.

Por este motivo, y también para acabar con la limitación que impedía que muchos patrones y capitanes particulares hicieran un camino remunerado que puede ser buena vía para flotar económicamente, se llevó a cabo una reforma legislativa. Hoy la queremos comentar con uno de los organismos que es actor principal y voz autorizada en este proceso. Si tenéis el PPER, sois capitanes o patrones y deseáis, por ejemplo, dedicaros a los charters, escuchad la conversación que hemos tenido con el presidente de la Asociación Nacional de Empresas Náuticas (ANEN), Carlos Sanlorenzo.

[av_icon_box position=’left’ boxed=” icon=’ue802′ font=’entypo-fontello’ title=’¡Escucha Online esta entrevista y las que le acompañan!

Programa 37, minuto 5′ >> click aqui’ link=’manually,http://passioperlamar.com/passio-radio/’ linktarget=’_blank’ linkelement=” font_color=” custom_title=” custom_content=” color=” custom_bg=” custom_font=” custom_border=”][/av_icon_box]

Hasta ahora, un capitán o patrón que quisiera chartear necesitaba el PPER. ¿Qué requisitos sustituyen o complementan ahora a esta titulación especializada?

Ahora aún estamos en el inicio del trámite legislativo. En cualquier caso, lo que se plantea por el momento es una habilitación mediante la cual se podrán llevar a cabo determinadas prestaciones de servicios, más el certificado de seguridad marítima.

¿En qué consistirá el curso de seguridad?

El curso en sí ya está implantado. Son cursos relativamente sencillos y rápidos: no son comparables a los cursos exigidos por el PPER o las titulaciones profesionales. Son de pocas horas, con mención especial a la seguridad marítima

¿Por qué deja de ser el PPER la única vía para dedicarse profesionalmente a las actividades náuticas? ¿Era una reclamaciones del sector o del grueso de navegantes recreativos?

Foto: ANEN

Foto: ANEN

Efectivamente. Siempre hemos reivindicado la posibilidad de que con los títulos náuticos se puedan llevar a cabo algunas actividades profesionales que actualmente no estaban reguladas y que no tenía sentido. Por ejemplo, un título náutico no era suficiente para llevar a cabo una prueba de mar, porque esta actividad es remunerada.

¿Es además una buena fórmula para evitar el intrusismo y hacer florecer una actividad económica opaca?

Efectivamente. Vamos a regular algo que en la práctica ya se estaba haciendo, porque sin duda no había suficientes profesionales para abastecer todo este tipo de actividades. Perfiles como el PPER o marineros profesionales son necesarios, pero para la prestación de determinados servicios de mayor trascendencia, no para actividades más cotidianas y que requiere el propio sector náutico.

Se delimitará mucho el tipo de actividades que se podrán realizar a través de esta fórmula, ¿no?

Foto: ANEN

Foto: ANEN

Exacto. De hecho, la norma establece que solo se podrán llevar a cabo determinadas actividades, como pruebas de mar o actividades de marinería, el patrón del charter, el transporte entre buque de recreo y playa,… Nacerá una nueva actividad profesional que podrá ser muy importante para el desarrollo del sector.

¿En qué fase se encuentra ahora la tramitación legislativa?

Estamos en el embrión. Aunque llevamos varias meses trabajando en el texto, lo único que tenemos es el borrador del Real Decreto, que se ha remitido a los agentes sociales para que respondan mediante las alegaciones oportunas hasta el 7 de julio. Pasado este tiempo, comenzará el cauce legislativo correspondiente. No estamos hablando de un corto plazo.

¿Cómo se segmentan las atribuciones en lo se refiere a metros de eslora de la embarcación que se podrá navegar y distancia respecto a puerto?

Tanto para el PPER como para el Patrón de Yate y el Capitán de Yate, se habilitan diversas atribuciones en función de su capacitación. Por ejemplo, los capitanes de yate podrán realizar actividades en embarcaciones de hasta 24 de eslora y con limitación de 10 millas; los patrones de yate, hasta 24 metros y 8 millas, y el PPER, hasta 15 metros y 5 millas.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

¿También se concreta el número de ocupantes máximo que puede tener una embarcación?

Efectivamente. Hay un máximo de 6 personas, y además las embarcaciones deben estar inscritas lógicamente en la lista sexta. Son limitaciones que entendemos que se pueden ajustar, y sin perjuicio de que vamos a ser ambiciosos en este trámite legislativo, nos parecen lógicas. Esto no pretende suplir al PPER, que tiene atribuciones muy superiores.

Uno de los temas que había caído en cierto vacío legal es el de las motos de agua. ¿Se tratarán de reparar las deficiencias en esta materia?

Exacto. El proyecto aprovecha la oportunidad de modificar el Real Decreto de 2002 de motos de agua. Lo que se pretende es actualizar y homogeneizar criterios en lo que es la explotación de las empresas en lo que se refiere a motos de agua. Una cuestión importante es ampliar la atribución del ‘titulín’, que ahora se llama licencia de navegación, para que se pueda navegar en motos de agua. Hasta ahora, hay una limitación de 55 caballos, y si este texto sigue adelante, se eliminará la limitación de potencia.

De cara a la temporada alta de 2016, para el sector de motos de agua es muy importante este cambio.

Foto: ANEN

Foto: ANEN

Sin ninguna duda. De hecho, si vemos las estadísticas de matriculaciones, las motos de agua han subido muy considerablemente. Junto a las embarcaciones de la lista sexta, son las grandes protagonistas de la recuperación del sector: han crecido casi un 60 % respecto al año pasado. Es una actividad que está en auge y se ha de consolidar.

Aprovechando que te tenemos hoy con nosotros, queríamos preguntarte por la reciente incorporación de una nueva entidad a la familia de ANEN, que ahora tendrá un acento más pitiuso, ¿no?

Sí, recientemente se ha incorporado la Asociación de Empresas Náuticas de Ibiza y Formentera, con Ramón Díaz al frente. Para nosotros significa más peso, más músculo y más posibilidad de hacer cosas importantes y relevantes para el sector. Para ANEN ya fue fundamental la incorporación de la Asociación de Empresas Náuticas de Baleares, con Margarita Dahlberg al frente. Con más músculo, más fuerza y más logros, como este proyecto en el que estamos trabajando.

 
 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares.

Copyright © 2016 Passió Per la Mar. by Teddybyte & RECBLAU audiovisuales

To Top