Colaboraciones

¿TENEMOS SUFICIENTES AMARRES?

El primer problema que surge a quien le gusta la náutica es cómo poder acceder a ella; evidentemente si quieres navegar necesitas un embarcación; será a remos, a vela o a motor, pequeña o grande, pero sin ella no hay navegación.

Evidentemente no la guardarás aparcada en la calle como si fuera un coche ni la podrás meter
en el salón de tu casa. Hasta una cierta eslora la podrás transportar en un remolque pero según que barco necesites se te hará imprescindible disponer de un amarre en un lugar resguardado de las corrientes, olas, viento, etc. Aparte necesitarás unos servicios mínimos, agua, electricidad, gasolinera, etc.
160617_bernadialba_02

En un archipiélago como el nuestro ser aficcionado a la nàutica o la pesca recreativa debería ser lo más normal del mundo, consecuentemente deberíamos disponer de las instalaciones necesarias para tener acceso a la nàutica y pesca recreativas.

 Hace unos días en un programa de la televisión autonómica se debatía sobre la necesidad o no de más amarres y el Sr. Xavier Pastor (ex presidente de Oceana) lanzó una pregunta difícil de contestar ¿cuándo vais a decir que tenéis suficientes amarres?

Desgraciadamente desde el punto de vista de algunos colectivos que no comparten nuestra aficción, el mar está saturado, hay demasiadas embarcaciones; además contaminamos, arrasamos la posidonia, esquilmamos el fondo marino; vamos, que somos unos depredadores del ecosistema que solo nos libramos de la carcel porque no tienen sitio para colocarnos a todos.
 

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

Si tenemos en cuenta que en Baleares contamos con 68 puertos y que la mayoría de ampliaciones y otorgaciones de concesiones tuvo lugar en los años 70, que desde entonces no se han incrementado notablemente los amarres disponibles es relativamente fácil hacer cálculos:

160617_bernadialba_01En 1970 en Baleares había 533.249 habitantes censados, en 1980 ya eran 665.134, en 1990 eramos 708.917, en el 2000 830.428 y en el 2015 – 1.106.753 personas. Hemos duplicado la población en estos 45 años. Está previsto que durante los meses de junio, julio, agosto y septiembre la afluencia de turistas duplique nuestra población.

 ¿Sería lógico negar la oportunidad de navegar a un turista cuando visita una isla? Cuando se viaja a una zona costera en la mayoría de los casos se hace para disfutar el mar; nadie se escandaliza al ver la cantidad de barcos de charter que ofrecen sus servicios, las empresas de alquiler de embarcaciones, motos acuáticas y otros artefactos flotantes…

Las últimas cifras estimadas dicen que tenemos matriculadas unas 22.000 embarcaciones de
recreo, consideraremos que 22.000 familias tienen acceso a la navegación, unas 60.000 personas, el 5,6% de la población. En nuestro caso insular esto es muy poco, sería más lógico que un 15% ó un 20% pudiera hacerlo; en los años 70/80 era así.

160617_bernadialba_03

Bernadí preside la Asociación de Pesca Recreativa Responsable

El problema no es la cantidad de embarcaciones, es la cantidad de personas que vivimos aquí, 
con nuestras viviendas, vehículos, consumos de agua y energía, generando basuras, etc.
Nosotros contaminamos, evidentemente, lo mismo que cualquier hijo de vecino, pero no por  ser navegantes, contaminamos por vivir aquí consumiendo los mismos recuersos naturales que 
cualquier ciudadano, usando nuestro vehículo para el trabajo y el ocio, usamos la cadena del 
WC como los demás y también arrojamos la bolsa de basura en el contenedor.

La única diferencia es que la inmensa mayoría de nosotros ponemos el máximo cuidado en no arrojar  ciertas cosas al mar, allí somos el ojo que todo lo ve.

Cuando se ponga un techo a la cantidad población soportable por nuestro territorio, se marque un cupo máximo de coches (tenemos más de 1.000.000 circulando por nuestras carreteras) con una simple operación matemàtica podremos decir NOS BASTA CON …(X)…AMARRES.

Pero mientras esperamos que llegue este día quiero decir muy alto y claro que los navegantes somos los primeros que queremos un mar limpio, libre de plásticos, con unas enormes praderas de posidonia que crezcan sanas en las que críen multitud de peces y que repoblen nuestras costas; si lo perdemos nos quitan nuestra pasión, PASIóN POR EL MAR.

 
 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares.

Copyright © 2016 Passió Per la Mar. by Teddybyte & RECBLAU audiovisuales

To Top