Eventos y Charlas

DESCUBRE LA EVOLUCIÓN DEL ‘LLAÜT’

Si hay una forma pausada de disfrutar de la navegación, esta es, por excelencia, la navegación con ‘llaüt’. Los primeros constructores de ‘llaüts’ eran conocidos como ‘mestres d’aixa’ y utilizaban maderas autóctonas para su elaboración. Hoy la mayoría de las embarcaciones se construyen con nuevos materiales, como la fibra de vidrio, cuyo precio es sensiblemente inferior, y con acabados de altísima calidad, como cualquier yate de lujo.

En Menorca encontramos una empresa que se dedica a hacer de estas joyas un lujo para la navegación. Los orígenes de su aventura empresarial se remontan a 1978, cuando Juan Sastre Bernat fundó Drassanes Menorca para construir una gama de cruceros a partir de los tradicionales ‘llaüts’. En unas modestas instalaciones, la empresa creó los Menorquín Yachts e inició su expansión en el sector náutico internacional con un barco seguro y confortable, con una enorme estabilidad y un equipamiento inusual en esta gama de embarcaciones, de imagen clásica e intemporal. Hablamos con José Luis Sastre, hijo del fundador de la empresa, Juan Sastre, y actual propietario del astillero y director general de Sasga Yatchs.

[av_icon_box position=’left’ boxed=” icon=’ue802′ font=’entypo-fontello’ title=’¡Escucha Online esta entrevista y las que le acompañan!

Programa 31, minuto 22′ >> click aqui’ link=’manually,http://passioperlamar.com/passio-radio/’ linktarget=’_blank’ linkelement=” font_color=” custom_title=” custom_content=” color=” custom_bg=” custom_font=” custom_border=”][/av_icon_box]

Lleváis muchos años desde la fundación de la empresa. Habéis sufrido muchos cambios y un nuevo modelo de negocio desde 2010-2011, ¿no?

Ya hace 35 años que mi padre empezó a fabricar ‘llaüts’ y han sido 35 años de muchas evoluciones. Ahora estamos en una etapa nueva desde hace 5 años, que empezó con un rediseño del típico ‘llaüt’ balear para adaptarlo a los nuevos tiempos.

¿Quizá lo podríamos definir como un nuevo concepto de navegación en ‘llaüt’?

Foto: Sasga Yachts

Foto: Sasga Yachts

Sí, hemos intentado mantener la esencia del ‘llaüt’ y a la vez hacerlo más actual y estable, que consuma menos y sea un poco más rápido.

¿Qué ofrece un ‘llaüt’ que no podemos encontrar en otras embarcaciones?

Un ‘llaüt’ es un barco mucho más pausado y tranquilo, se navega de una manera diferente. No es para ir rápido, sino para disfrutar navegando: no es tan importante la llegada como el camino. Además, tienen más espacio, son barcos más cómodos y familiares. Es un barco de relax, que se adapta mucho más a las necesidades de este tipo de cliente.

¿Se trata de la nave idónea para el ‘slow sailing’?

Sí, el concepto de vida ‘slow’ se puso de moda hace un par de años. Todo el día corremos, y a la hora de navegar, lo que tenemos que hacer es disfrutar. El ‘llaüt’ es muy apropiado para esto: disfrutar del momento, del trayecto, y en familia.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

¿Cuál es el modelo de diseño que perseguís en Sasga Yachts?

Buscamos un diseño atemporal, que no sea una moda, pero que sea un barco actual y no se vea antiguo. Por eso hemos evolucionado el concepto de ‘llaüt’. Nuestros clientes tienen una edad media de 45 años para arriba y no quieren cosas que sean de usar y tirar, sino que duren y que tengan una imagen propia balear. Y nosotros lo hemos conseguido con este diseño nuevo.

Tenéis tres modelos, ¿verdad?

Foto: Sasga Yachts

Foto: Sasga Yachts

Empezamos en 2010 fabricando un 42 pies o 12 metros. En Menorquin Yachts era el barco que más vendíamos y empezamos con este barco porque se adaptaba a las necesidades de nuestros clientes. Luego hicimos el 54 pies o 16 metros, que es prácticamente un yate, pero manteniendo la esencia y la filosofía del ‘llaüt’. A partir de este barco, hemos hecho una evolución con el puente de mando encima de la toldilla. Y ahora estamos trabajando en un barco de 34 pies o 10 metros, que estará listo en un mes y medio.

Funcionáis por encargo, ¿no?

Sí, no hay ningún barco idéntico a otro: todos tienen su propia personalidad, que es al final lo que el cliente quiere. Y los hacemos por unidades: no es una producción en serie, ni mucho menos.

¿Qué es lo primero que busca el cliente?

Lo primero, la filosofía de ‘llaüt’. Es gente con experiencia marinera. Muchos vienen de la vela, y llegados a una edad, la vela es demasiado complicada, así que se pasan a motor, pero no quieren una motora. Buscan algo que sea pausado, seguro y marinero. Y el ‘llaüt’ cumple con estos requisitos.

¿Qué evolución ha sufrido el ‘llaüt’ en los últimos años?

Foto: Sasga Yachts

Foto: Sasga Yachts

El cambio más importante que hemos hecho es en la parte que no se ve, porque está sumergida en el mar. Es algo que la gente no conoce mucho a no ser que sea muy experta. Hemos dedicado un año entero al diseño de la carena y hemos hecho 24 modelos diferentes de carena, hasta conseguir la más eficiente en términos de consumo, la más estable y la más rápida, dentro de esta filosofía de barco lento. Actualmente, un ‘llaüt’ nuestro puede navegar hasta un máximo de 23 nudos, lo cual es muy rápido. Además, permite una velocidad de crucero de 16 o 17 nudos con un consumo bajo, lo cual es muy eficiente.

¿Tenéis más clientes extranjeros o locales?

Actualmente, más extranjeros. Italia siempre ha sido un mercado importante para nosotros, y también vendemos a Turquía, Eslovenia, Croacia, Francia, España,… Todos los países de la cuenca mediterránea norte son clientes nuestros.

Tenéis mucha presencia en diferentes países, ¿no?

Sí. Por ejemplo, en Turquia vamos a dos firas en Estambul. También vamos a la feria de Génova, Cannes, Split,… Vamos a muchas ferias en muchos países. El ‘llaüt’ es un barco internacional con el sello menorquín.

¿Por qué tiene más salida a cliente extranjero que a local?

Foto: Sasga Yachts

Foto: Sasga Yachts

Antes de la crisis, vendíamos un 50 % en España. También penaliza mucho el sistema tributario que tenemos, porque se tiene que pagar un 21 % y un 12 % de impuesto de matriculación. Al cliente español, entre la crisis y los impuestos, le cuesta pagar un barco de este tipo. En cambio, el cliente extranjero tiene menor carga fiscal. Por eso el barco es más competitivo fuera que aquí.

¿Se ha notado un repunte en vuestra empresa?

Se nota que hay más alegría: hay más peticiones, más presupuestos, estamos haciendo más ventas que el año pasado,… Se nota en todos los mercados, no solo en España. En Francia e Italia también vemos más interés.

¿Crees que a los ‘mestres d’aixa’ no se les da toda la importancia que merecen?

Para la evolución de nuestro barco, nosotros siempre partimos del ‘mestre d’aixa’. Es un valor añadido. Es un barco que tiene alma, y eso es una diferencia importante de cara a los clientes que quieren algo especial. Estamos en un sector de nicho, no de masa: es para gente que quiere algo muy selecto y especial, y un ‘llaüt’ es algo así. Y una parte muy importante es el origen del ‘llaüt’ balear y menorquín. A nosotros, el hecho de tener como marca la palabra ‘menorquín’, nos ayuda a vender.

¿Qué diferencias encontramos entre los ‘llaüts’ de las diferentes islas?

Todo ha evolucionado todo tanto que ya se han difuminado las diferencias, pero 15 o 20 años atrás, cuando los ‘llaüts’ eran más clásicos, el mallorquín solía ser un poco más bajo de borda y el menorquín un poco más alto. Posiblemente es porque en Menorca sopla más fuerte la Tramuntana y se necesitaban ‘llaüts’ con un poco más de borda, para no cargar olas. En cambio, en la parte sur de Mallorca, no era necesario, aunque en el norte sí.

¿Cómo se podrían acercar más este tipo de embarcaciones a los amantes de la navegación?

El ‘llaüt’ de ‘mestre d’aixa’ tiene un toque romántico, pero el coste de mantenimiento de estos barcos es muy elevado. Nosotros, en los barcos actuales, estamos apostando por una filosofía de bajo coste en el mantenimiento, y hacer todas las maderas exteriores con leña de Birmania, que es muy buena y no necesita mantenimiento ni barniz. Así, mantenemos la idea de disfrutar del ‘slow sailing’, pero sin que eso suponga una carga de mantenimiento. Intentamos que esta parte sea más moderna, porque hoy en día no tenemos mucho tiempo para cuidar mucho las cosas, sino para disfrutarlas.

 
 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares.

Copyright © 2016 Passió Per la Mar. by Teddybyte & RECBLAU audiovisuales

To Top