EL AIRLAN AERMEC GANA EL TROFEO PRINCESA SOFÍA DE CRUCEROS

El 50 Trofeo Princesa Sofía de cruceros y monotipos, organizado por el Real Club Náutico de Palma, el Club Marítimo San Antonio de la Playa y el Club Nàutic S’Arenal con la colaboración de la Federación Balear de Vela, concluyó con la victoria de los seis barcos que llegaron como líderes a la última jornada. No hubo, por tanto, sorpresas, pero sí gran emoción en la clase ORC 1, donde el Airlan Aermec, del armador Juan Cabrer, patroneado por Teo Matheu, logró imponerse pese a quedar empatado a 7,5 puntos con el Modul, gracias a que se adjudicó la última regata. El viento del este, inestable en intensidad (de 6 a 13 nudos) y dirección (de 65 a 80 grados), fue el más complicado de los tres días de competición, en la que han tomado parte 62 barcos. Ahora comienzan las regatas de clases olímpicas con la presencia de más de 1.400 deportistas de 68 países.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

ORC 1

El X37 de Cabrer logró sumar su último gran triunfo, tras varios años en la élite de las competiciones de crucero. La embarcación será sustituida en unas semanas por un Dehler 38 con el que el equipo mallorquín confía en mantener la racha de buenos resultados de los últimos años. El armador del Airlan Aermec destacó el valor de esta victoria frente al Modul, de Velum Lucerna, un IMS 42 “más grande, más rápido en tiempo real y tripulado casi en su totalidad por pofesionales”. La tercera posición en ORC 1 fue para el Viking IX, una saga que vuelve con fuerza al circuito de la mano de Erik Tejedor tras varios años de parón.

ORC 2

Foto: Tomás Moya

No hubo sobresaltos en ORC 2, donde el Noctiluca, de Miquel Capllonch, se mostró bastante superior a sus rivales, especialmente en las dos últimas jornadas. El velero que representa al RCNP ganó la dos mangas de hoy y obtuvo una renta de seis puntos sobre su compañero de club, el Mestral Fast, armado por Jaume Morell, que empezó la competición sumando dos primeros pero ha ido cediendo a la presión del Noctiluca. El Xalest, de Bernat Rossinyol, también del Náutico de Palma, quedó finalmente a 12 puntos de la cabeza y tuvo que conformarse con el bronce.

ORC 3-4

Foto: Tomás Moya

El Tres Mares, de María Campins, del Club Nàutic S’Arenal, obtuvo hoy sus peores resultados (un segundo y un tercero, en contraposición a las tres victorias parciales anteriores), pero no tuvo problemas para alzarse con el triunfo en ORC 3-4. El Blaumarina I, de Mateo Casanella, con grímpola del RCNP, amarró la plata merced a un tercero y un segundo en las dos últimas mangas, mientras que el Yabadaba, de Bernat Ripoll, con base en el RCNP, fue tercero tras ganar la penúltima regata y ser sexto en la siguiente. Un sólo punto de ventaja sobre el cuarto clasificado, el Lampo Rosso, le permitió acceder al podio.

DRAGÓN Y VIPER

La mayoría de la flota internacional se concentró en las clases Dragon y Viper, donde vencieron barcos británicos.

Foto: Tomás Moya

El Debutant, de Ivan Bardury, un velero de aspecto clásico pero grandes prestaciones, dobló en puntos al segundo clasificado, el danés My Way, propiedad de Frank Berger, cuyo objetivo desde el primer día fue garantizarse la plata. Lo consiguió tras una última jornada sin demasiada suerte (6+7) y gracias a que sus rivales tampoco estuvieron a la altura. La medalla de bronce recayó finalmente en el Meerblick alemán, de Otto Pohlmann, quien aprovechó el pinchazo de su compatriota Rosie.

Una vez decidida la victoria del británico Hissing Sid en la emergente clase Viper 640 (hasta el punto de que pudo no competir en la última regata), la cuestión se centró en decidir quién se subía al segundo escalón del podio. Lo consiguió el O Fancy, que iza bandera del Reino Unido, con un punto de renta sobre la tripulación del Team RCNP, comandada por Pedro Marí y que cuenta con Juan Fullana y las regatistas de 420 Laura Martínez y Melania Henke.

“Nos ha faltado un pelo para colgarnos la plata. Hemos pagado caro no poder terminar la tercera manga, lo que nos ha obligado a descartárnosla, pero estamos muy satisfechos con nuestra actuación y las tres victorias parciales en nueve regatas”, declaró Marí, en cuya opinión el Viper 640 es un “magnífico barco” para introducir en la vela quillada a los jóvenes valores de la vela ligera.

J80

Foto: Tomás Moya

En J80, el IBO, de Javier Chacártegui, se paseó por el campo de regatas por tercer día consecutivo. Nueve victorias en otras tantas regatas son la prueba elocuente de la superioridad del barco de s’Arenal, al que no llegó a inquietar en ningún momento el Herbalife patroneado por Helena Alegre.

ENTREGA DE PREMIOS

La entrega de premios puso punto final al Trofeo Princesa Sofía de cruceros y monotipos. El acto tuvo lugar en las instalaciones del RCNP presidido por Juan Besalduch, comodoro de la entidad, quien destacó el aumento de la participación en la regata de embarcaciones quilladas y la buena acogida del formato de tres días. “Este año hemos intentado potenciar la regata y creo que hemos cumplido los objetivo. La meteorología, aunque diferente en cada jornada, nos ha acompañado y prácticamente hemos completado el programa que teníamos previsto”, ha asegurado Besalduch, para quien es necesesario seguir insistiendo con la promoción del acontecimiento en el Mediterráneo y el fomento de la vela de crucero entre los jóvenes regatistas. «Estoy convencido de que el Sofía Iberostar de cruceros y monotipos del año que viene será mejor que este, en el que hemos superado os 60 participantes».

Si quieres estar al corriente de nuestras publicaciones periódicas, apúntate a nuestro newsletter. 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top