ENTRA EN VIGOR EL REAL DECRETO PARA REDUCIR EL CONSUMO DE BOLSAS DE PLÁSTICO

El 3 de julio se celebra el Día Internacional libre de las bolsas de plástico, una fecha que tiene como objetivo concienciar de la necesidad de reducir el uso de bolsas de plástico de un solo uso y divulgar las alternativas. Esta celebración coincide este año con la entrada en vigor el día 1 de julio, sólo dos días antes, del Real Decreto 293/2018, de 18 de mayo, sobre reducción del consumo de bolsas de plástico. Por estos motivos, para sumarse a las actividades de concienciación que se celebran en todo y para informar de las implicaciones de esta nueva normativa, el Ayuntamiento de Palma y los comerciantes representados por las entidades PYME, PIMECO y el Gremio de Artesanos, se ha sumado para hacer una valoración y recordar las obligaciones que conlleva el decreto.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"


En cualquier caso, tal y como recuerda Neus Truyol, la entrada en vigor del decreto de las bolsas de plástico, es una buena noticia pero no es más que un paso previo hacia la eliminación de las bolsas de un solo uso, el objetivo por el que se trabaja desde el Ayuntamiento. Por este motivo también, la campaña de difusión que se ha relanzado desde el Área de Ecología, “Desembossa’t del plástico”, se fundamenta en la divulgación de las alternativas a las bolsas de plástico: las bolsas de ropa, de papel o rafia, la mochila, cesta, carretilla … Jordi Mora, presidente de PIMEM, manifestó también el compromiso del sector con la eliminación de las bolsas y ha informado de que el nuevo decreto se está aplicando ya con normalidad a los comercios.

Imagen: Ayuntamiento de Palma

El objetivo de la nueva normativa no es la venta de bolsas ni la recaudación, sino que tiene el fin de disuadir el consumidor del uso de bolsas, reducir el consumo y promover las alternativas.
Así pues, desde el pasado domingo día 1 de julio de 2018, está prohibida la entrega gratuita a los consumidores de bolsas de plástico en los puntos de venta, por lo que los comerciantes han de cobrar un precio por cada bolsa de plástico que entreguen.
Esto afecta a todas las bolsas de plástico proporcionadas a los consumidores (incluida la venta online y la entrega a domicilio). Quedan exentas las bolsas de plástico muy ligeras, es decir, las bolsas de menos de 15 micras que son necesarias por razones de higiene, o que se suministran como envase primario para alimentos a granel, como fruta, legumbre, carne, pescado, entre otros, cuando su uso contribuye a prevenir el desperdicio de estos alimentos. Es decir, son las bolsas de sección que podemos encontrar en los supermercados para los alimentos a granel. Si las bolsas de menos de 15 micras se usan para usos distintos de los especificados antes, se han de cobrar también.
Tampoco se cobrarán las bolsas de plástico con espesor igual o superior a 50 micras con un porcentaje igual o mayor al 70% de plástico reciclado. En este caso los comerciantes deben disponer de un documento proporcionado por el fabricante que acredite este porcentaje de reciclaje. Además, el comerciante puede solicitar al fabricante que marque la bolsa con este porcentaje.
En cuanto al precio de cada bolsa de plástico lo fija el comerciante, el Real Decreto establece sólo unas orientaciones (no son precios obligatorios): las bolsas de espesor inferior a 15 micras: 5 céntimos euro / bolsa, las que son entre las 15 y las 49 micras: 15 céntimos de euro / bolsa, las de espesor igual o superior a las 50 micras: 15 céntimos de euro / bolsa y de espesor igual o superior a 50 micras, con contenido igual o superior a 50% de plástico reciclado pero inferior al 70%: 10 céntimos de euros / bolsa.

Imagen: Ayuntamiento de Palma

El comerciante debe informar a los consumidores de los precios establecidos, exponiendo un cartel en lugar visible al público en lugar visible e incluyendo una referencia al cumplimiento del artículo 4.1 del Real Decreto.
Tal y como ya se manifestó desde el Ayuntamiento cuando se aprobó el Real Decreto y después de haber presentado alegaciones, esta normativa es un primer paso para liberar el medio ambiente de los residuos plásticos, limitar su distribución y sensibilizar a los consumidores de la importancia de reducir el consumo de bolsas de plástico, ya que establece medidas de reducción del consumo de plásticos, además del cobro:
Desde el 1 de enero de 2021 se prohíben las bolsas de plástico ligeras y muy ligeras. Se exceptúan las bolsas compostables.
Desde el 1 de enero de 2020 se prohíben las bolsas de plástico fragmentable (por ejemplo las oxobiodegradables), por su contenido en aditivos que suponen un alto impacto ambiental.
Por otra parte, el Ayuntamiento considera demasiado poco restrictivas algunas de las medidas aprobadas finalmente. Se lamenta que la normativa haya llegado tarde, no se haya introducido un precio mínimo obligatorio el cobro de las bolsas de plástico, dejando libertad a los comercios que pueden aplicar precios casi insignificantes.

Si quieres estar al corriente de nuestras publicaciones periódicas, apúntate a nuestro newsletter. 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2018 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top