¿ESTAS 100% CUBIERTO EN UN SINIESTRO CON UN CHÁRTER?

En Passió per la Mar hemos querido realizar un reportaje para resolver muchas dudas respecto a este tema que nos consta que existen. ¿Sabríais responder correctamente a si los seguros cubren a todos los pasajeros del barco?, ¿Qué cubren exactamente? A lo largo de esta entrevista a Rafael Bonilla, corredor de seguros que dirige elsegurodemibarco.com intentaremos resolver estas dudas y conocer cómo funcionan los seguros de los barcos de chárter.

Rafael Bonilla, CEO de elsegurodemibarco.com

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

El chárter, o alquiler de embarcaciones es una práctica muy habitual que se suele hacer en grupo y sobre todo en verano. Miles de personas quieren disfrutar de nuestras costas de una forma diferente y por eso alquilan diferentes tipos de embarcaciones. Estos servicios se ofrecen tanto con patrón profesional como sin él, para que sea el propio cliente (con la respectiva titulación necesaria) el que se responsabilice de la embarcación.

A pesar de no ser una actividad de riesgo, siempre existen una serie de precauciones a las que prestar atención, por ese motivo, existe la necesidad de estar cubierto con al menos, el seguro obligatorio.

Observando los artículos del seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria, se destaca la exclusión que dice así: “La cobertura del seguro de responsabilidad civil de suscripción obligatoria no comprenderá: b) La muerte o lesiones sufridas por personas transportadas que efectúen pagos para el crucero o viaje”. Esto quiere decir que para las personas que viajan a bordo de un barco alquilado, el seguro obligatorio no les cubre posibles daños que puedan sufrir.

Si el seguro obligatorio no cubre los daños de los tripulantes de un chárter, existe la posibilidad que el seguro voluntario les cubra, pero esto tampoco es así. Porque, sí, incluye daños a terceros, pero estos “terceros” serían, el patrón o la tripulación que realiza una labor profesional. Esto no incluiría a los pasajeros que van dentro del barco por voluntad propia y de ocio.

Estas exclusiones afectarían, en caso de accidente, primero al pasajero ya que sería el afectado y el que reclamaría y segundo a la empresa de alquiler de barcos, ya que el seguro no les cubriría y el afectado por el accidente les reclamaría directamente a ellos.

A continuación, hacemos un repaso de las diferentes responsabilidades que puede haber según cada situación:

A- ALQUILER CON PATRÓN, DONDE EL PATRÓN Y/O TRIPULACIÓN ESTÁ SUBCONTRATADO POR LA EMPRESA CHÁRTER: en caso de siniestro con responsabilidad civil imputable al patrón y donde haya daños personales a los ocupantes se considera:
• A.1: El patrón es responsable civil al actuar como autónomo. En este caso es aconsejable un seguro de Responsabilidad Civil Profesional del Patrón.
• A.2: La empresa chárter puede tener una responsabilidad civil subsidiaria, en este caso debería contratar una póliza más extensa (P&I, protección e indemnización), entendiendo que, si el patrón no tiene seguro de Responsabilidad Civil Profesional, la aseguradora siempre podría repercutir contra él.

B- ALQUILER CON PATRÓN, DONDE EL PATRÓN Y/O TRIPULACIÓN ES EMPLEADO DEL CHÁRTER: En este caso la empresa chárter es la que debe tener cubierta la responsabilidad civil para daños a los ocupantes del barco con un seguro P&I.

C- ALQUILER SIN PATRÓN: En este caso surgen la mayoría de las dudas, ya que si se aplica la exclusión del Real Decreto, se puede considerar que sí, porque son personas transportadas que realizan un viaje o un crucero.
• C-1. El patrón suele ser un amigo o familiar de los demás ocupantes, en caso de unos daños de responsabilidad civil con lesiones a los ocupantes se consideraría que los ocupantes podrían reclamar a dicho patrón.
• C.2: En caso de que el patrón no pudiera responder del siniestro, se considera que subsidiariamente podría recaer en el armador y en la empresa chárter (pueden ser dos entidades diferentes). La solución sería contratar siempre una póliza extendida P&I.

Otro tema que daría lugar a confusión y/o a ‘no querer aceptar’ que no estén cubiertos los ocupantes en caso de accidente personal, es no saber la diferencia entre responsabilidad civil por daños personales causados y el seguro de ocupantes.

La experiencia señala que los armadores y empresarios náuticos piensan que con el seguro de ocupantes sus clientes ya quedan cubiertos ante un siniestro; lo que no distinguen es que una cosa es el daño físico que se pueda sufrir, que puede ser cubierto por el seguro de ocupantes (asistencia sanitaria, muerte, invalidez) y la otra que su cliente le reclame daños y perjuicios por los daños que ha sufrido. Éste último puede cobrar indemnización del seguro de ocupantes por una parte y cobrar indemnización por daños y perjuicios.

En definitiva, al contratar un seguro, tanto para el empresario como para el cliente, conviene asesorarse bien y entender la letra pequeña porque muchas veces se utilizan ciertos términos, como se ha visto, que pueden llevar a confusión.

Si quieres estar al corriente de nuestras publicaciones periódicas, apúntate a nuestro newsletter. 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top