La ANM, todo un ‘lobby’ del mar

La Asociación de Navegantes Mediterráneo cumplió a finales de 2014 una década de existencia. Diez años en los cuales se ha querido consolidar como una entidad sin ánimo de lucro que potencia, trata de mejorar y promociona una actividad que para sus integrantes es mucho más que eso.

Navegar, sentir la libertad que otorga el mar y dirigir una embarcación que es una criatura muy preciada para ellos. Con un bagaje y una trayectoria ya consolidados, descubrimos qué proyectos tiene en marcha y cómo funciona esta asociación. Lo hacemos con su vicepresidente, Xisco Sampol.

[av_icon_box icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ position=’left’ title=’¡Escucha Online esta entrevista y las que le acompañan! min. 40′ >> click aqui’ link=’manually,http://ib3tv.com/carta?id=ef4fa377-50c9-4909-bba0-beee9cc51acc&type=RADIO’ linktarget=» linkelement=»][/av_icon_box]


Mejor imposible: te pillamos navegando, ¿no?

Sí, en una situación maravillosa, con una mar francamente buena. Podría ser mejorable, pero bien. Nos dirigimos teóricamente al caladero de calamares. Lo tenemos que encontrar.

Diez años es una cifra redonda, para hacer balance. ¿Qué legado ha dejado hasta ahora la Asociación de Navegantes Mediterráneo?

Fuente: www.adnmediterraneo.org

imágen: RECBLAU audiovisuales

En primer lugar, los usuarios del mar se han podido reunir en una asociación que ha podido dialogar con las autoridades pertinentes, como la Conselleria de Agricultura y Pesca, el Ministerio de Medio Ambiente, Ayuntamientos,… En fin, en todo lo que está relacionado con el tema de la navegación hemos podido encontrar interlocutores y colaborar con ellos. Esto nos satisface mucho. El primer año, cuando pedíamos audiencias, nadie sabía quiénes éramos y ahora nos invitan a eventos.

¿Crees que cubrís un espacio que era necesario cubrir?

No lo estamos cubriendo: lo estamos intentando cubrir. Porque de momento aún hay muchos temas en los que se hace y deshace sin contar con los usuarios: promulgar normas y decir cómo se harán las cosas… Y nunca se ha consultado a los usuarios. Ahora poco a poco nos empiezan a consultar. Últimamente hemos colaborado en la redacción del plan de usos y servicios del Parque Nacional de Cabrera, dando nuestra opinión y ayudando a mejorar el reglamento que están haciendo. Hace 5 o 6 años, esto era impensable. Pero todavía falta. Vamos haciendo, pero todavía falta mucho trabajo por hacer.

¿Qué opinión tenéis de las nuevas titulaciones náuticas?

Bueno, para gustos, colores. Son pasos adelante, aunque posiblemente alguna cosa todavía se tiene que arreglar. Lo que pasa es que no se pueden pedir cambios tan drásticos, hay que ir paso a paso. Ha habido esta modificación y esperamos que hayan otras. A lo mejor esta sensación de que todo tiene que estar tan bien regulado y cuadriculado, sin dejar respirar… Deja respirar al enfermo, que si no lo ahogarás.

Mucha gente ha querido cambiar de bandera precisamente para huir de este exceso de reglamentación, ¿no?

Sí, pero cuando los gobiernos correspondientes han visto la papeleta, automáticamente han adaptado la ley. Tenemos que ir un paso delante, pero no hemos conseguido gran cosa. Se ha dificultado un poco más.

¿Cuál es el perfil de vuestros asociados?

Desde personas que no tienen barco pero les gusta el mar hasta gente con barcos normales, grandes y bastante grandes. Yo diría que prácticamente hay de todo. Desde una patera, diríamos, hasta un velero de 40 o 60 pies.

No es necesario tener una embarcación para formar parte de vuestra asociación, ¿no?

Fuente: www.adnmediterraneo.org

Fuente: www.adnmediterraneo.org

Exactamente. Porque claro, hay gente que a la que le interesa enterarse de las cosas que pasan, pero no necesariamente navegar. Y también hay gente que no se puede permitir comprarse una barca o gestionar un amarre.

Con respecto al tema del amarre, justo hoy había unos señores que querían vender un barco de 8 metros que puede tener amarre en el Club Náutico del Puerto de Valencia a 100 euros mensuales. ¡Es una ridiculez en comparación con lo que pagamos en Mallorca! Aquí hay que tener mucho dinero para poder permitirse un amarre a precios de magnate del petróleo.

De todas maneras, iniciarse en el mundo de la náutica es asequible si uno tiene interés, ¿no?

Sí. Además hay que tener en cuenta que si te paseas por los puertos e instalaciones, sobre todo de Puertos de las Islas Baleares o de la Autoridad Portuaria, verás que la flota es muy vieja y no se renueva, porque cuesta muchísimo. Como te pasas un metro de eslora, te crucifican. Por ejemplo, mi barco tiene 35 años y no es el más viejo que hay en el club en el que estoy, ni mucho menos. Ahora mismo vamos navegando en un barco que tiene 22 años. Y qué quieres que te diga, va la mar de bien. Hace 22 años podía ser un signo de que tenías mucho dinero, pero ahora casi no tiene valor. Un barco, a partir de los 25 años, aunque esté cuidado, puede costar 10.000 o 15.000 euros, como muchísimo, si está muy bien, 20.000.

¿Qué proyectos tenéis en mente de cara a 2015?

Más que nuevos proyectos, la consolidación de un proyecto: hemos creado una federación de asociaciones de navegantes o de usuarios de instalaciones náuticas dependientes de la Administración. Porque nosotros representamos un colectivo grande, pero en Porto Colom, por ejemplo, a lo mejor tenemos 20 socios, pero allí hay 200 amarres. Tenemos que representar a mucha gente. Pues en Porto Colom se ha creado una asociación de usuarios, junto a los de Pollença, la Colonia de Sant Jordi, y poco a poco queremos que todos los puertos estén constituidos como asociación e integrados en una federación que pueda representar 5.000, 10.000 usuarios, o más. Y a la hora de ir a negociar alguna cosa, el resultado de la negociación afecte a 10.000 votantes. E ir presionando.

Independientemente de la autoridad de la que dependa cada puerto, ¿verdad?

Sí, claro, los gestionados directamente por entidades públicas. Porque los clubes náuticos ya están bien organizados y consolidados, van por un camino que nosotros respetamos, y ellos nos respetan. Los que están en un puerto de estas características lo están porque las tarifas son soportables. Pero ahora, la Administración quiere gestionar nada, porque dice que la iniciativa privada gestiona mejor. Y tiene algo de razón, pero la iniciativa privada es más cara, porque tiene ánimo de lucro. De lucro exacerbado, a tope. Y claro, si todo esto sigue adelante, el problema será muy grave, porque el jubilado que tiene un ‘llaüt’ de 6 metros lo tendrá que hundir en medio del mar o le tendrá que pegar fuego, porque no podrá pagar lo que le pedirán.

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top