LA INMIGRACIÓN, CLAVE DE LA CONSERVACIÓN DE LA PARDELA CENICIENTA

Investigadores del grupo de Ecología de Poblaciones del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (IMEDEA CSIC-UIB) publican este mes en la revista Biological Conservation un nuevo estudio que advierte del riesgo que sufre la estabilidad de la colonia de pardelas cenicienta del islote mallorquín de Pantaleu.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

En el estudio, liderado por la Dra. Ana Sanz-Aguilar, los científicos concluyen que ‘debido a las elevadas tasas de mortalidad actuales de la Pardela cenicienta, la población no puede mantenerse por sí misma. Su estabilidad se debe a que cada año llegan inmigrantes que salvan a la colonia de la extinción’.

Fotos: Imedea

Fotos: Imedea

Gracias a un seguimiento exhaustivo de esta colonia llevado a cabo ininterrumpidamente desde el año 2001 por el equipo del IMEDEA (CSIC-UIB), se ha podido conocer cuál es la dinámica de ocupación de nidos y estimar los principales parámetros demográficos de la especie: supervivencia, reclutamiento y edad de primera reproducción, éxito reproductor, probabilidades de tomar un sabático tras la reproducción, etc. En Pantaleu, el número de parejas reproductoras de pardela cenicienta se ha mantenido más o menos estable a lo largo de los últimos 15 años. Sin embargo, y como precisa la Dra. Sanz-Aguilar, ‘estudios previos indicaron que la mortalidad de individuos reproductores en esta colonia era alarmantemente alta. Gracias a las estimas de parámetros demográficos y a la utilización de modelos poblacionales, hemos podido evaluar la capacidad intrínseca de la población para automantenerse, crecer o decrecer’.

La inmigración, factor clave para evitar la extinción

Fotos: Imedea

Fotos: Imedea

En especies de larga vida como la pardela cenicienta, es habitual que los individuos muestren una gran fidelidad a su lugar de reproducción: tras varios años los jóvenes vuelven a criar a la zona donde nacieron y los adultos crían año tras año en el mismo nido. Sin embargo, una parte de los individuos (generalmente los jóvenes aun no reproductores) dispersan de una población a otra y pueden empezar a reproducirse en poblaciones diferentes a las que nacieron. En ecología, las poblaciones que a pesar de mostrar tasas vitales muy bajas se mantienen estables se denominan “sumideros”, debido a que esta estabilidad la alcanzan gracias a la inmigración desde otras poblaciones. El equipo científico remarca que ‘mientras la inmigración compense la mortalidad adulta o el déficit reproductor local, las poblaciones sumidero serán estables, pudiendo enmascarar un grave problema de conservación o poniendo la viabilidad de la población en riesgo, si en un momento dado el flujo de inmigrantes se reduce’. Este es el caso de la colonia de Pantaleu, donde los resultados del trabajo estiman que alrededor de 18 a 20 parejas de inmigrantes reclutan anualmente, representando un 10-12 % de la población reproductora del islote.

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top