LA MINI TRANSAT, OBJETIVO DE JOSÉ LINARES PARA 2021

Cada dos años sucede. Valientes de todo el mundo se lanzan a navegar por el océano atlántico con la única compañía del velero de competición más pequeño del mundo. Sin ningún contacto con el exterior. Sin uso de cartografía electrónica. Solo el océano, el ser humano y un barco de 6,5 metros.

¿QUIERES ESCUCHAR LA ENTREVISTA COMPLETA? Haz Click aquí…

La responsable es la Mini Transat (o Transat 6.50), una competición que se remonta al año 1977 y cuyo objetivo principal, además de la victoria, es vivir el espíritu aventurero que, en muchas ocasiones, obliga a poner a prueba la capacidad de análisis y estrategia, a la par que la gestión de los límites físicos de los participantes. Con un velero de 6,5 metros de eslora, los regatistas  parten desde La Rochelle, Francia, y terminan en Martinique, en el Caribe, completando así un total de 4.000 millas de distancia. Aunque, para la próxima edición, los destinos habrán cambiado. Se saldrá desde el puerto de Les Sables d’Olonne y concluirá en Guadalupe, también en el Caribe, con una parada entre etapas y de casi un mes, que se realizará en las Islas Canarias.

En Passió per la Mar hemos tenido el orgullo y privilegio de contar con la presencia de José Linares, futuro participante de la edición de 2021. Tal y como él asegura, es el sueño por el que ha estado luchando desde hace muchos años. Y es que, conseguir estar entre los navegantes de la Mini Transat no es nada sencillo. Antes de la competición, deben haberse cumplido 1.500 millas en regata, de las cuáles, al menos 500 deben haberse hecho en solitario. Además, también es necesario completar un recorrido de 1.000 millas establecido por la clase mini en condiciones de regata, es decir, sin asistencia, sin seguimiento ni comunicaciones. Y aún están pendientes, «Este verano realizaré estas últimas», asegura Linares.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

Las inscripciones para 2021 no se realizan hasta diciembre de este año, pero ya es imposible detener a Linares, a pesar de lo que supone pasar meses fuera de casa y de alimentarse a base de “comida” liofilizadas, «que no están nada mal cuando estás en situaciones límite», bromea.                                                                                                          

Antes de la fecha, septiembre de 2021, son muchas las cosas que deben estar listas. Desde la preparación física hasta el velero, que solamente podrá llevar placas solares y no generar ni consumir ninguna clase de residuo fósil, ya que se trata de una competición de lo más sostenible. Hasta ahora, su preparación y entrenamientos se han llevado a cabo en el Club Nàutic de Sa Ràpita, para los que solo hay agradecimiento por parte del regatista,  pero Linares ha navegado ya hacia Barcelona para poder preparar mejor su barco en la sede de la base Mini.  

Obviamente cara a afrontar con tranquilidad y posibilidades este reto, se necesitan ayudas, patrocinios y colaboraciones, pero pese a que aún está lejos de las cifras económicas que a todo regatista le gustaría disponer para afrontar este duro reto con garantías, está muy agradecido a su club, quienes se han volcado con él  y además, cuenta con el apoyo de la velería GP Sails y de ReLiOn Lithium batteries, que han permitido la puesta a punto de la embarcación en las mejores condiciones posibles. Aún así espera con los brazos abiertos cualquier ayuda de alguna empresa que decida apostar por patrocinar una gesta de semejante envergadura.

Si quieres estar al corriente de nuestras publicaciones periódicas, apúntate a nuestro newsletter. 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top