Posible colapso en el ecosistema mediterráneo

Los ocupantes del fondo marino, con una riqueza casi infinita de especies vegetales y animales, constituyen una joya preciada y muy delicada. Cualquier variación puede hacer tambalearse lo que se ha forjado durante miles de años. Un mapa perfecto diseñado por la naturaleza que en los últimos años se ha visto ensuciado por diversos condicionantes. En esta entrevista hablamos de un ejemplo desconocido hasta ahora y que ha salido a la luz gracias a un estudio del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (Imedea), que ha descubierto cómo una especie con un nombre curioso pero muy peligrosa puede hacer colapsar el ecosistema mediterráneo.

img: imedea.uib-csic.es

Autor: Zafer Kizilkaya en Journal of Ecology

Son los peces conejo, una especie tropical que ha proliferado en nuestras aguas más próximas como consecuencia del calentamiento global. Su acción depredadora ya está teniendo efectos que pueden ser mayores si no se controla en un futuro. Para analizar esta cuestión entrevistamos a la coautora de este estudio, Fiona Tomás Nash.

[av_icon_box icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ position=’left’ title=’¡Escucha Online esta entrevista y las que le acompañan! min. 17′ >> click aqui’ link=’manually,http://ib3tv.com/carta?id=18e011f7-9635-4637-afe4-c23d44445052&type=RADIO’ linktarget=» linkelement=»][/av_icon_box]

PPM: Un 60 % menos de algas e invertebrados y un 40 % de especies a nivel general es el parte de guerra de los peces conejo. ¿Por qué es tan peligrosa esta especie?

FTN: Son peces tropicales que en su hábitat natural tienen un papel muy positivo al comerse las algas, de manera que los corales sobreviven. Pero han entrado en aguas mediterráneas donde lo que tenemos no son corales, sino algas como especie formadora de hábitat otras muchas especies. De esta manera, unos peces muy voraces que no existían de forma natural en nuestro ecosistema se están cargando los bosques de algas.

PPM: Este pez entró en el Mediterráneo debido a la construcción del Canal de Suez, es decir, por culpa de la acción del hombre, ¿verdad?

passio_002_imedeaFTN: Absolutamente. El Canal de Suez conecta dos mares que geológicamente nunca habían estado conectados. Esta conexión artificial permite entrar no solo a los peces conejo, sino a otras muchas especies. Además, a ello se añade el calentamiento global, que ayuda a acelerar su expansión, ya que son especies tropicales y por tanto termófilas, es decir, que les van bien las aguas calientes. Hay por tanto, dos causas humanas de este fenómeno.

PPM: El estudio ha cubierto 1.000 kilómetros de costa griega y turca. ¿Es allí dónde el problema llega a peores extremos?

FTN: Allí es donde nosotros lo hemos podido ver. Yo supongo que en Israel, el Líbano seguramente debe estar igual o incluso peor. Sicilia de momento es el límite occidental donde todavía las poblaciones no están muy extendidas y los impactos, que yo sepa, todavía no se han visto. Pero yo me imagino que en las próximas décadas se verán.

PPM: A nivel balear, ¿los datos son igual de preocupantes?

FTN: De momento, en Baleares no hay. Por el momento, los peces conejo están restringidos al Mediterráneo oriental , aunque se han encontrado unos pocos individuos en Marsella hace unos años, algo muy anecdótico. Todavía no hay poblaciones establecidas, pero si el mar se sigue calentando es posible que llegue un momento en que, si hay potencial para que lleguen, lleguen y sean capaces de sobrevivir. Creo que a la larga sí que nos tendríamos que preocupar.

PPM: Si el límite está en Sicilia, no nos pilla muy lejos, ¿verdad?

FTN: No.  De hecho, hay evidencias de que alguno ha llegado aquí. Es decir, si han llegado a Marsella, que además son las aguas prácticamente más frías del Mediterráneo,… Tampoco sabemos cómo han llegado, pero claro, quizá si llegan pero las aguas no son muy cálidas no sobreviven.

PPM: En cuanto al efecto que provocan en los bosques de algas, ¿por qué son tan peligrosos estos peces?

img: imedea.uib-csic.es

img: imedea.uib-csic.es

FTN: Lo que hemos visto, y que por cierto es bastante curioso, es que han entrado dos especies de pez conejo diferentes. Haciendo unos experimentos con vídeo, en que poníamos algas y filmábamos a ver quiénes y cuándo comían, vimos que en realidad las dos especies tienen comportamientos alimenticios complementarios: hay una que come algas maduras, adultas, las que forman el bosque, y la otra come el césped donde viven los juveniles. De esta manera, la población no se puede recuperar, porque al tiempo que desaparecen los adultos, los juveniles no pueden crecer.

PPM: ¿Cómo se puede frenar la reproducción del pez conejo y cómo se pueden combatir sus efectos?

FTN: Intentando no contribuir más al calentamiento, aunque evidentemente, aunque paremos ahora hay una inercia. También haciendo reservas marinas, que creo que sería una buena solución porque se recuperarían las poblaciones de peces que pueden comerse a los peces conejo. Y poca cosa más, porque el problema de estas especies, y en general de las especies invasoras, es que cuando tú te das cuenta de que han llegado, es porque están muy establecidas, y entonces la erradicación es muy difícil. Y especialmente en mar, porque las aguas están muy conectadas, y aunque tú protejas tu área, si a pocos kilómetros no se está haciendo nada, es muy probable que acaben llegando.

Pero bueno, las reservas marinas serían la solución más adecuada y útil. Además, como se protegerían no solo los peces, sino el sistema entero, si el sistema está más sano quizás se puede recuperar o resistir más esta invasión. Pero lamentablemente, muchas soluciones no veo.

PPM: Este estudio denota que el calentamiento global tiene secuelas en todos los niveles que pueden parecer secundarias pero que son muy peligrosas, ¿no?

img: imedea.uib-csic.es

img: imedea.uib-csic.es

FTN: Claro. Uno de los grandes problemas de estas especies es que no solo es grave que se coman un alga. El problema es que se están comiendo un alga que forma hábitat. Es como si tienes un bosque de encinas y entra un ‘bulldozer’ y se lo carga todo, deforestándolo. Si eliminas esta especie que crea hábitat y da refugio y alimento a muchas otras especies, ello tiene efectos en cascada para todas las especies que dependen de estos bosques. Pasas de tener un bosque a tener un prado con un poco de césped.

PPM: ¿Qué acciones tiene previstas el Imedea en el futuro?

FTN: Estamos estudiando no solo estas especies invasoras, sino también algas invasoras, como la ‘caulerpa cylindracea’ o la ‘lophocladia’ . En Baleares lamentablemente hay muchísimas. Estamos estudiando qué impactos están teniendo en los ecosistemas y si hay alguna posibilidad de que los herbívoros nativos, como los peces y los erizos de mar, se los coman y tengan alguna capacidad para controlarlo. El problema es que todo esto son dinámicas muy lentas y necesitas muchos años para poder ver realmente si tiene un impacto o no. A veces tienes que tomar la decisión cuando todavía no sabes nada sobre su impacto. En el caso de los peces conejo, por ejemplo, hace casi 100 años que rondan por el Mediterráneo, pero nadie se ha planteado hacer nada y ahora, cuando se ve un impacto tan evidente, quizás es demasiado tarde. Pero bueno, primero tenemos que estudiar qué impacto tienen.

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top