¿Sabrías cruzar el Atlántico remando durante dos meses?

En Passió per la Mar nos gusta seguir de manera regular las grandes aventuras marítimas, como la Volvo Ocean Race, pero también queremos ser espacio y altavoz de grandes hitos que demuestran el poder del ser humano, su determinación. Rutas que nada más entrar en nuestro pensamiento ya generan sentimientos de admiración.

¿Cómo calificaríais sino cruzar el Atlántico remando? Sí, habéis leído bien: nada de velas, nada de motores. Como único mecanismo un gesto que se vuelve robótico, pero del que depende tu existencia. Remar durante dos meses en completa soledad, cubrir 4.700 kilómetros y, además, ser el primero en hacerlo después de una gran remontada. Todo eso lo ha conseguido el ganador de la Rames-Guyane, Antonio de la Rosa, que tiene por lema: ‘La diferencia entre lo posible y lo imposible está en nuestro espíritu’.

[av_icon_box position=’left’ boxed=» icon=’ue802′ font=’entypo-fontello’ title=’¡Escucha Online esta entrevista y las que le acompañan! min. 35′ >> click aqui’ link=’manually,http://ib3tv.com/carta?id=09083dc9-9f3c-4b95-89bb-359737ea3e70&type=RADIO’ linktarget=’_blank’ linkelement=» font_color=» custom_title=» custom_content=» color=» custom_bg=» custom_font=» custom_border=»][/av_icon_box]


¿Cómo se te pasa por la cabeza hacer esta locura?

Se me ocurrió la idea hace ya unos añitos. Hace 11 o 12 años conocí en la isla del Hierro a un chico vasco que había cruzado el Atlántico con un amigo, porque hay una competición que lleva unos 20 años haciéndose para cruzar a remo en equipos de 2 y de 4 la ruta tradicional, desde Canarias hasta Barbados. Me lo contó y ya me quedé con la copla. Pensé: algún año voy a intentarlo. Pero lo que no sabía es que al final me plantearía hacerlo en solitario. Y hace unos 3 años pensé que era el momento y planteé hacer 2 expediciones en el mismo año: una en invierno y otra en verano, con diferentes climas, para hacer algo diferente. Y este fue el año. Coincidió un poquito todo, también los patrocinios, y conseguí realizarlo.

¿Cuántas horas remabas cada día?

Una media de 10 horas diarias. Hubo días de más horas y algún día de menos. El día que menos remé fueron 7 horas. Y hubo 2 o 3 días, cruzando las corrientes, que fue cuando pude ponerme líder, que tuve que remar 22 horas al día.

Fuente: aventurasdelcali.com

imagen: aventurasdelcali.com

¿Dónde te coge esta zona de corrientes? Y, ¿cómo aguantas durmiendo 2 horas al día?

La zona de corrientes me cogió a 500 kilómetros de la costa. Hay una corriente muy fuerte en la línea del ecuador y casi todos los participantes navegábamos entre el paralelo 8 y el 11. En la línea del paralelo 5, que es donde se encuentra la Guyana francesa, hay una zona de corrientes, por lo que hay que llegar por arriba. Pero claro, en algún momento había que descender del paralelo 8 al 5 para llegar a la zona de meta. Y esta era la parte en la cual tocaba cruzar las corrientes, y son unas corrientes en las que si te relajas un poco, como le pasó a todos mis rivales, te hacen retroceder unos 100 o 150 kilómetros para atrás para poder cruzarlas. Yo tomé la decisión de no parar a dormir si quería cruzarlas y llegar rápido a la meta. Y me salió bastante bien.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"

Durante los dos meses de travesía, ¿tienes contacto con alguien?

Sí, son 64 días en solitario. El tercer día se acercó el velero de organización, que puede estar a 2 o 3 días de distancia, o a 4 horas. Ya no la volví a ver hasta el día 30, y luego ya hasta la meta. Llevaba un teléfono satelital para poderme comunicar. La verdad es que llevas mucha seguridad, porque también la organización quiere que no le pase nada a nadie, y si le pasa algo, que tenga posibilidad de rescate. Llevábamos un sistema de localizador vía satélite y otro sistema de repuesto, con el cual mucha gente seguía la carrera casi en directo a través de la página web, que marcaba las posiciones de los participantes. Ese sistema, además, tiene un botón de SOS que activa automáticamente una serie de medidas de rescate. También llevábamos la radio baliza obligatoria del barco y luego, además, el teléfono satelital. A diario hablaba con medios de comunicación, la familia, los amigos, etc. Y también llevaba un sistema de comunicación vía satélite para poder mandar fotos y recibir diariamente un pantallazo con los partes meteorológicos, vientos, mareas, corrientes, etc. Y así podía estudiar la estrategia cada día. Iba aprendiendo a navegar, porque yo no vengo del mundo de la navegación.

¿Cuál es tu siguiente reto? ¿Tienes algo en mente o te vas a tomar un tiempo sabático?

Tiempo sabático ya me lo tomaré cuando me jubile. De momento, tengo varios proyectos en mente y además tengo que aprovechar un poco el tirón de los medios de comunicación. Ahora por suerte casi todo el mundo se ha enterado de lo que estoy haciendo, y tengo que aprovecharlo. Este verano quiero hacer una expedición un poco más cercana de paddle surf, un deporte que en Baleares conocéis muchísimo, porque hay un montón de practicantes, y de hecho tengo muchos amigos allí. Quiero hacer el descenso del río Tajo desde el afluente del Jarama, que pasa justo al lado de Madrid, y llegar hasta Lisboa. Son 800 kilómetros de distancia.

Y en las próximas Navidades intentaré llegar al Polo Sur en solitario con un trineo y en completa autonomía.

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top