Sete Benavides, rumbo a Río 2016 a todo remo

Soy el amo de mi destino. Soy el capitán de mi alma”. Este es el verso más conocido del poema ‘Invictus’, de William Ernest Henley, que se colocó en el imaginario colectivo gracias a Nelson Mandela. El mito sudafricano hizo eterna esta cita, como bien recoge la película biográfica dirigida por Clint Eastwood y protagonizada por Morgan Freeman. Esta película, también titulada ‘Invictus’, es una de las favoritas de nuestro entrevistado, Sete Benavides.

Él no permanece invicto, ni mucho menos. Ha conocido la amargura de la derrota o el resultado inesperado, la decepción de ver cómo horas y horas de trabajo silencioso en medio de una rutina estoica quedaban oscurecidas por el hilo fino pero también temible de unas centésimas de segundo. Una jornada veraniega en Londres resume este sentimiento, pero para él no hay más redención que el trabajo constante y la superación absoluta. Solo así puede ser un invitado habitual en el Olimpo del top 5 mundial de su disciplina. Concluyó 2014 con una Copa del Mundo, una plata europea y una cuarta posición en el Mundial. Un botín que quiere superar este año, con Río en el horizonte. La inspiración le guía cuando entrena en un lago cuyo nombre esperamos que sea premonitorio: Esperanza. Su destino tiene presente una pala y una piragua, su alma es la de uno de nuestros grandes campeones.

[av_icon_box icon=’ue800′ font=’entypo-fontello’ position=’left’ title=’¡Escucha Online esta entrevista y las que le acompañan! min. 4′ >> click aqui’ link=’manually,http://ib3tv.com/carta?id=ef4fa377-50c9-4909-bba0-beee9cc51acc&type=RADIO’ linktarget=» linkelement=»][/av_icon_box]


¿Has retomado los entrenamientos tras las Navidades?

Sí, los empecé el día 2. Hay que ponerse a trabajar de cara a los campeonatos.

 ¿Te has permitido algún capricho estas fiestas?

Bueno, en Navidad solemos parar unos cuantos días para disfrutar de unos días de descanso, que siempre vienen bien.

En 2014 te has consolidado, si no lo estabas ya, entre los mejores de tu especialidad, los 200 metros. Pero, ¿con qué momento te quedarías tú de 2014?

Con todos, porque ha sido mi mejor temporada desde que llevo haciendo piragüismo, aunque

Foto: RECBLAU audiovisuales

Foto: RECBLAU audiovisuales

todo el mundo se quede con el cuarto puesto en el Mundial. Ha sido el año en que mejor he competido, y hemos aprendido muchísimas cosas nuevas.

 ¿Cómo llevas la presión de estar luchando con los mejores y tener el listón tan alto?

La presión se la marca uno mismo para obtener los resultados deseados. La gente que nos observa espera que saquemos buenos resultados, pero creo que, a pesar de ello, la presión la llevamos bien.

 Ganaste la Copa del Mundo en Milán, donde este año se celebrará el Mundial. ¿Es un buen presagio?

Sí, la verdad. Ya tengo ganas de poder clasificarme para el Mundial, y Milán como escenario me gusta mucho, porque el año pasado gané la Copa del Mundo. Siempre está bien tener buenos recuerdos de los sitios donde se compite para ir con la esperanza de que todo puede salir bien. 

¿Milán tiene alguna característica especial que se adapte más a tu forma de competir?

Milán tiene lo que me gusta a mi: es muy rápido y tiene el agua caliente. Yo me adapto muy bien a los sitios así.

 Este es un año preolímpico, pero las pruebas exigentes empiezan muy pronto. ¿Cuál es tu calendario a corto plazo?

He optado por hacer pocas pruebas este año. Supongo que me presentaré al selectivo nacional de 1.000 metros, que es el 20 de febrero, aunque no sea mi especialidad. Después, el 7 de marzo tenemos el selectivo nacional de 200 metros para clasificarnos para los campeonatos

Foto: RECBLAU audiovisuales

Foto: RECBLAU audiovisuales

internacionales que vengan después. En mayo viene el campeonato de Europa y en junio se celebran los primeros juegos europeos.

 Esta es una cita interesante, porque es la primera vez que se hacen, ¿no?

Sí, son como unos Juegos Olímpicos europeos. La verdad es que tengo muchas ganas de participar. Ya me gané la plaza el año pasado y ya solo falta ir a competir y dar lo mejor de uno mismo.

 ¿Las grandes potencias en el mundo del piragüismo son Rusia y las ex repúblicas soviéticas?

Sí, siempre son los mismos países, aunque ahora los países asiáticos se están metiendo más y están creciendo bastante. Pero bueno, los países de Europa del Este son los que mandan por ahora. Eso no significa que siempre ganen y estén por delante, sino que están en la final del Mundial y los Juegos Olímpicos y pueden luchar por la medalla. Pero poco a poco el nivel va subiendo y se va igualando más.

 Estos juegos europeos tienen un nivel y una exigencia similar a los del Mundial y los Juegos Olímpicos, ¿no?

Sí, claro. El campeonato de Europa, cuando vienen todos, tiene el mismo nivel que un campeonato del mundo, e incluso más que unos Juegos Olímpicos. A mí me supone lo mismo

Foto: RECBLAU audiovisuales

Foto: RECBLAU audiovisuales

competir en el campeonato de Europa que en el campeonato del mundo. No es que cambie mucho. Cambia el estado de forma de cada uno y la suerte que pueda tener cada uno. Pero siempre son los mismos rivales y los buenos siempre son los buenos. Y no bajan para nada.

 Lo de probar en 1.000 metros, ¿cómo ha surgido?

Suelo competir el campeonato nacional de 1.000 metros. También está el selectivo de 500 metros y este año me quiero animar para poder hacer las copas del mundo y, si puede ser, el campeonato de Europa. Pero lo de hacer 1.000 metros solo es para poder ir al selectivo nacional, porque nunca se sabe: a lo mejor más adelante me animo a hacer 1.000 metros, porque quizá los 200 metros se me quedan cortos. Nunca se sabe. Siempre voy intentando todo para poder agarrarme a todas las distancias.

 ¿Crees que te adaptarías bien, con tu estilo? En 1.000 metros hay que dosificarse y ser más estratega, ¿no?

Claro. También tiene su encanto el 1.000 metros, y hay que trabajarlo. Son formas de trabajar muy diferentes. También el 1.000 es más largo y hay ir bien preparado psicológicamente.

 ¿En qué aspecto crees que tienes mayor potencial de mejora? ¿El físico, el psicológico,…?

Hay que mejorar siempre físicamente, pero la cabeza tiene que estar siempre mejor preparada

Foto: RECBLAU audiovisuales

Foto: RECBLAU audiovisuales

que el cuerpo, para poder ganar unos Juegos Olímpicos o un campeonato del mundo. La cabeza es más del 50 % de todo lo que se trabaja.

 ¿Crees que en muchas ocasiones es eso lo que ha faltado para conquistar medallas y podios?

Son todos los factores. Tienes que tener también el día y saber cómo hacerlo. Todo tiene que ver: lo psicológico y lo físico?

 ¿Qué le pides a 2015?

Poder clasificarme para los Juegos Olímpicos y ser campeón del mundo. Por pedir…

 Además, llevas tatuados los anillos olímpicos y te queda la espinita de haber estado a las puertas del podio, con el cuarto puesto. Esa medalla olímpica está siempre en tu cabeza, ¿no?

Sí, lo tengo siempre presente para volver y poder mejorar el resultado alguna vez.

 Esperemos que sea el año que viene en Río de Janeiro.

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2019 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top