Colaboraciones

SON MATIES, UN NUEVO VERTEDERO MARINO EN MALLORCA

Queridos compañeros, buceadores y/o amantes del mar, no sé si habéis tenido oportunidad de ver la película que se corresponde con el título de este artículo que hoy os presento, “LO QUE LA VERDAD ESCONDE”, excelente película de intriga, protagonizada por Harrison Ford y Michelle Pfeiffer, si no la habéis visto, os la recomiendo.

 SÍGUENOS EN LOS PERFILES SOCIALES Y RECIBE LAS ACTUALIZACIONES DE "PASSIO PER LA MAR"


De alguna forma lo que pasa en esa película me está pasando a mí con la situación de nuestro Mar Mediterráneo, nuestra Mallorca, no dejo de maravillarme de nuestras aguas, acantilados, playas etc. Son, sino lo mejor que tenemos, una de las mejores cosas que hemos heredado de nuestros antecesores. Podéis ver en las fotos 1 y 2 las maravillosas playas que tenemos, con esa agua “azul mallorquín” que las caracteriza, disponen de todo tipo de instalaciones, duchas, socorristas, hamacas, sombrillas, velomares, etc.

 

Las empresas adjudicatarias de la explotación, los ayuntamientos y propietarios de negocios se afanan en que todos los días a primera hora todo este apunto para recibir a los miles y miles de turistas que nos visitan, se limpian las calles, se limpian hamacas, terrazas, se vacían papeleras, pero……. ¿Qué pasa con el mar? ¿Quién limpia el mar? ¿El mar? El mar está limpio, basta ver el color del agua, esas manchas oscuras que vemos son algas, o plantas, o por lo menos eso parece. Nada más lejos de la realidad, lo que la verdad esconde es que estamos nadando sobre un basurero, esas manchas oscuras son toneladas y toneladas de residuos, unos lanzados por nosotros, otros por nuestros visitantes y algunos, bastantes, que nos vienen de otros lugares con menos conciencia ecológica de la que podamos tener aquí.
Os pongo una serie de fotografías tomadas un día cualquiera, en una de nuestras playas. Cuando salgo a nadar y contemplo este basurero que a nadie le importa, me asaltan las pesadillas del estilo que a Michelle Pfeiffer le asaltaban en la película, saco la cabeza fuera del agua y todo es idílico, playas, hamacas, agua cristalina, meto la cabeza debajo del agua y la pesadilla vuelve, botellas, plásticos, latas, preservativos, tenedores…..hombre un billete de 5 euros, algo es algo.

 
El problema no es solo visual, es que, como hemos visto últimamente por artículos en prensa y televisión, el problema de los plásticos en el mar es gravísimo, afecta tanto a la vida marina de una forma mecánica, como incluso por su ingesta, pudiendo llegar, los microplásticos, a interferir a nivel celular y llegar afectarnos a nosotros como consumidores.

 
Yo no voy a exponer soluciones de alto nivel para que los países las sigan, pero se me ocurren dos sencillas, una dejar de vender gafas de buceo, con lo que nuestras playas seguirán siendo idílicas, salvo los días que el viento sopla desde el mar y trae la basura de los demás, la otra es la de tomar partido; debemos concienciarnos del problema y cada uno a su nivel colaborar a su solución, se debería exigir a los concesionarios de playas que además de limpiar la arena, limpien también la zona de playa hasta una cierta profundidad, los ayuntamientos o a quién corresponda, deben promover las jornadas de limpieza de playas donde ciudadanos e instituciones, en un ambiente de colaboración y compromiso limpien zonas, dando ejemplo a los demás que lo ven, e invitándoles a que se sumen. A modo de ejemplo, hace cosa de un mes, tuve el privilegio de participar en la limpieza del puerto de Cabrera donde personal de los tres Ejércitos (Armada, Aire y Tierra), Guardia Civil, Policía Nacional, personal del Parque de Cabrera y ciudadanos de a pie, coordinados por el CDSCM MALLORCA, realizamos una jornada de limpieza.

 
Soy consciente de la inmensidad del problema y del pequeño grano de arena que podemos aportar, que las soluciones pasan por una reducción en el uso de los plásticos y una política de reciclaje, pero eso es dejar que el problema lo resuelvan otros y no me resigno, aunque sea poco, debemos hacer algo, en nuestras inmersiones, recoger lo que podamos, en nuestros paseos, recoger lo que podamos, en nuestro día a día, recoger lo que podamos, los demás lo verán y más de uno se lo pensara dos veces antes de tirar algo o incluso puede que el también en su dia a dia recoja lo que pueda.

 

 

Buenas inmersiones, nos vemos en el fondo.

Si quieres estar al corriente de nuestras publicaciones periódicas, apúntate a nuestro newsletter. 

 
 

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares.

Copyright © 2016 Passió Per la Mar. by Teddybyte & RECBLAU audiovisuales

To Top