XABI FERNÁNDEZ HABLA DE LO MÁS DURO DE LA VOLVO

Fue llegar a Francia y comenzar la revolución en la Volvo Ocean Race. No os hablamos de guillotinas ni de reyes decapitados, sino de la rebelión de aquellas naves que hasta ahora habían quedado oscurecidas o eran noticia por desdichas y no por hitos. La conjura de los modestos la encabeza el SCA, que ha hecho historia con su victoria en Lorient, porque hacía 25 años que una tripulación femenina no se imponía a una etapa de la Volvo.

Foto: Mapfre

Foto: Mapfre

El Vestas, que casi se hundió durante la segunda etapa, reaparecía medio año después para conseguir la segunda posición, seguido por el Abu Dahbi. Y a sólo 4 minutos y medio del podio, el Mafre. Ha sido la etapa más corta que veremos en esta edición, pero eso no significa que haya sido apacible, fácil ni rutinaria. En 700 millas puedes encontrarte redes que no habían recibido invitación para navegar contigo, cruzar el fin del mundo y justo allí, decidir la estrategia que determinará tu destino. Fueron tres días frenéticos y la verdad es que el tiempo de descanso estuvo muy cotizado, porque en pocas horas se reanudaba el baile con la regata costera en Lorient. Por eso, agradecimos la presencia ni más ni menos que del patrón del Mapfre, Xabi Fernández.

[av_icon_box position=’left’ boxed=” icon=’ue802′ font=’entypo-fontello’ title=’¡Escucha Online esta entrevista y las que le acompañan!

Programa 36, minuto 35′ >> click aqui’ link=’manually,http://passioperlamar.com/passio-radio/’ linktarget=’_blank’ linkelement=” font_color=” custom_title=” custom_content=” color=” custom_bg=” custom_font=” custom_border=”][/av_icon_box]

Cómo tienes el cuerpo, y sobretodo la mente, después de esta odisea?

Empiezo a estar ya bien cansado y en cierto modo con ganas de terminar esta Volvo. Pero todavía estamos en la pelea y hay que seguir navegando para terminar como queremos.

¿Esperábais una etapa tan movida y un resultado así?

El resultado es bueno, porque hemos dejado a nuestros rivales atrás, aunque nos ha ganado el Abu Dhabi, que está un pasito por delante. Por otro lado, ha sido una sorpresa que hayan ganado las chicas y el Vestas haya quedado delante, pero también es verdad que están un poco en otra regata: arriesgaron un poco más en la costa portuguesa, pegándose mucho a tierra, y cogieron una ventaja que no pudimos superar. Hicieron lo que tenían que hacer: arriesgar un poco más. Les salió bien y me alegro por ellos.

¿El movimiento de virar y acercaros a tierra pudo ser el que determinó la resolución de la etapa?

Foto: Mapfre

Foto: Mapfre

Sí, para nosotros sí. Ellos lo hicieron antes, en Portugal, y nosotros en Finisterre, cuando fuimos por la costa. Eso nos permitió ganar a los barcos del norte y hacer este cuarto puesto que para nosotros es casi un segundo. Es un resultado muy positivo.

No tener nada que perder es lo que hace a SCA y Vestas más peligrosos, ¿no?

Sí, más peligrosos de cara a la etapa. Los demás estamos mirando más a la general y uno al otro. Eso hace que no siempre hagas lo que crees que tienes que hacer, porque tienes miedo de que el riesgo sea muy grande. Es una regata de control en la que llevamos 9 meses, porque los barcos son muy iguales y está habiendo muy pocas decisiones tácticas que determinan, porque abandonar la flota siempre tiene el riesgo de quedarte muy atrás.

Cuéntanos el incidente que tuvisteis con una red.

Foto: Mapfre

Foto: Mapfre

Poca cosa, la verdad. Tal y como es toda la costa desde Lisboa hasta aquí, hay muchísima actividad pesquera. Pero no hemos tenido gran cosa. Había que andar con mucho cuidado. La verdad es que hemos tenido mucha suerte todos, porque hemos navegado muchas veces por la costa portuguesa y nos solemos enganchar mucho más que esta vez. Pudimos seguir y no perdimos ninguna posición.

Aunque haya zonas de exclusión siempre puede surgir un incidente de estos, ¿no?

Sí, hay muchísimo tráfico y no todos los mercantes y pesqueros van por su camino. El mar es muy grande y hay que ir con sentido común y con mucho cuidado. De noche es difícil saber por dónde van los barcos y a qué velocidad y, aunque vamos con cuidado y hay muy pocos problemas, el peligro siempre está ahí.

Venís con la amarga experiencia de la sanción de dos puntos por haber superado la zona de tráfico en las Azores. ¿Crees que es justa esta sanción?

Foto: Mapfre

Foto: Mapfre

No puedo estar de acuerdo. Es verdad que nos metimos en una zona de tráfico en la que no debíamos habernos metido, y eso va por delante, pero fue un fallo que no nos dio ninguna ventaja deportiva. Creemos que la sanción debía haber sido o bien de tiempo o bien compensar un poco lo que hicimos, pero nunca de puntos, porque los son muy caros en esta Volvo, estamos todos al milímetro y perder puntos por el camino en la sala del jurado no nos gusta nada.

Volviendo al mar, en el golfo de Vizcaya, ¿las condiciones fueron de las más duras en esta edición de la Volvo?

Sin duda. Ya en la última Volvo que hicimos en Telefónica hace tres años, la parte más dura fue el golfo de Vizcaya. Siempre hablamos mucho del Océano Sur, el cabo de Hornos, etc, pero normalmente vamos con el viento, vamos de popa, y eso facilita mucho y los barcos sufren mucho menos. Esta vez hemos tenido condiciones duras y los barcos han sufrido, pero en realidad no hemos tenido ningún problema serio, y eso es lo importante.

Son muchas horas de ceñidas a más de 35 nudos. ¿Cómo describirías esa experiencia, sobre todo a nivel físico?

Foto: Mapfre

Foto: Mapfre

Es muy incómodo, porque el barco va dando botes fuertes con esas olas que van pasando por encima. El barco va muy escorado y se complica comer, dormir, etc., y eso va pasando factura. Hemos pasado 2 días y medio así, tampoco han sido demasiados, pero físicamente se hace duro, sufres mucho por el barco y hay mucha tensión, porque nunca sabes cuándo se va a romper algo.

¿Son los momentos de más nervios para un patrón?

Seguro. Cuando vas a un sitio como Finisterre y el parte es malo, sabes que solo puede ser peor. Es una zona geográfica en que el viento se acelera mucho, hay olas y si el parte dice que va a hacer viento, es que va a hacer viento. Es un momento de nervios cuando vas llegando y tienes que andar con cuidado, sobre todo porque hay que decidir si seguir apretando al máximo o levantar un poquito el pie para conservar el barco. Es complicado en regatas tan justas como esta, porque nadie levanta el pie, y es de los momentos más tensos.

[av_icon_box icon=’ue8a7′ font=’entypo-fontello’ position=’left’ title=’Síguenos en los perfiles sociales y recibe puntualmente las actualizaciones de “PASSIO PER LA MAR”‘ link=’manually,http://www.facebook.com/passioperlamar’ linktarget=’_blank’  linkelement=”][/av_icon_box]

¿Cómo está el barco? ¿Le habéis tenido que hacer muchas reparaciones en Lorient?

La verdad es que no demasiadas. Estamos nosotros más cansados que el barco. En esta edición se ha hablado mucho de los barcos, porque son muy fuertes y son todos iguales. La verdad es que están respondiendo bien y no han sufrido grandes daños. El barco está bastante bien, lo hemos revisado todo, por supuesto, pero ha sido una parada muy corta en la que el barco no ha salido del agua. Está todo más o menos en orden.

Passió per la Mar es una producción de emisión televisiva y radiofónica que desde sus perfiles en redes sociales y web pretende ser un altavoz de referencia de todo lo que sucede en aguas de nuestras islas Baleares. Embárcate con nosotros todos los viernes desde Canal 4 Radio y TV

Copyright © 2018 Passió Per la Mar by RECBLAU audiovisuales

To Top